Paranoias y divagaciones mentales

María está aquí

La aventura del sábado

en 22/11/2009

Llegó el sábado como llegan todos los días en mi pueblo, amaneciendo. Sobre la 09:30 hora de la mañana empiezan a golpear la puerta, yo, que me hacía la remolona en la cama, pensaba que serían los nietos de la vecina de enfrente que empujan el felpudo contra la puerta, pero escuché una voz de hombre y ya no me parecía tan común la situación. Me levanto, muy a mi pesar, y miro por la mirilla. Lo que descubren mis ojos no daba crédito a entender lo que pasaba. ¡Estaba alucinando! Me encuentro a un hombre que apenas se podía mantener en pie golpeando, con la palma abierta, la puerta de la vecina de enfrente. Pero, si el único hijo que tiene la vecina de enfrente vive en Alicante, ¿quién es el muchacho que parece que se ha acabado el suministro alcohólico de toda la ciudad?

En este momento aparece Alchapar y al comentarle lo que pasaba, ni corto ni perezoso, se viste y sale a echarle una mano al humano pasado por alcohol y yo como buena “maruja” escuchando desde la puerta… Por lo visto es el nuevo vecino de al lado que estaba de alquiler, pero que no sabía ni donde había puesto las llaves, posiblemente en el fondo de alguna botella, ni donde estaba la puerta de su casa, le entró golpeando la puerta del piso de abajo.

Al final, como no encontraba las llaves y nadie le abrió la puerta, se quedó dormidísimo en la escalera, y ¡¡menudos ronquidos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: