Paranoias y divagaciones mentales

María está aquí

El embarazo

en 31/01/2013

Hoy me han pasado un post sobre cosas que no te cuentan y no creo que anden desencaminadas. Todo embarazo como toda cosa tiene varios puntos de vista. El tuyo, el de la gente que te rodea y el de la gente que malinterpreta tu experiencia, y a esto hay que sumar el factor tiempo que según avanza esta variable la percepción de estos 3 puntos de vista cambia o para bien o para mal.

Posiblemente no sea la persona más indicada para escribir el post, tan solo estoy de 13 semanas y todavía me quedan muchas cosas por pasar, son 40 semanas si no se adelanta o se atrasa, pero de momento voy a ver qué sale. Si puedo ir poniendo mi experiencia.

  • Sueño:

Yo no he necesitado dormir más en ningún momento. Es más, solía echarme la siesta y desde que me quedé me es casi imposible dormir la siesta. Algún día lo he conseguido, pero por norma general no me apetecía. Ahora si, sí he notado que me cansaba y me fatigaba antes. Cosa que no entendía porque no estaba de 8 o 9 meses, sino de 1 mes o incluso menos… pero luego te dicen que es normal, que tu cuerpo empieza a circular la sangre más rápido para generar otra vida y por tanto todo va más rápido.

  • Orina:

Casi desde el minuto cero he necesitado ir al wc con una frecuencia excesiva. Tanto de noche como de día. Al coger más velocidad tu torrente sanguíneo algunos órganos empiezan a trabajar más rápido y mis riñones han sido uno de esos órganos que han empezado a trabajar como si no hubiera fin. Algunos días vas más y otros un pelín menos, pero allá donde vayas, que exista un wc o lo desearás con ganas excesivas.

  • Olores:

Tenía constancia de que algo cambiaba y de que las preñadas cogían manías a los olores, pero siempre pensé que sería manía de ellas, siempre hasta que me quedé. Esto me tardó un poco en aparecer, sobre la semana 5 ó 6 más o menos, pero ojalá hubiese tardado más en salir. Esto sí es odioso. No puedo abrir la nevera, antes era abrirla y salir corriendo al wc y no a orinar… Era infalible. Otra cosa con la que no puedo es con el olor a café. ¡Increíble! ¿Sabéis la cantidad de café que yo tomaba antes? Es cierto que unos meses antes me lo estaba dejando, tomaba mucho café y hubo un día que no me sentó muy bien y desde entonces empecé a tomar menos. Ahora JC no puede ni hacer café, no sólo lo he dejado yo sino que le he obligado a dejarlo a él. Si estamos en alguna cafetería, lo soporto, no me gusta, pero por lo menos no necesito salir corriendo al baño.

  • Tetas:

Para mí esto es un placer, por lo menos por la parte que ya he descubierto. Es una de las primeras cosas que crece y cambia de textura. Sí, yo me toco las tetas, tú también deberías, podrías descartar un cáncer de mama, tanto si eres un macho como si eres una hembra. A los 2 meses ya me había subido 2 tallas y reconozco que creo que ahora gasto incluso una talla más, pero no me apetece comprar otro sujetador todavía. Están más grandes y más carnosas y se nota como las glándulas mamarias empiezan a desarrollarse. Tengo ganas de que llegue un poco de calor para poder lucirlas, ahora hace frío. Ains si me las pudiera queda para mí, para  siempre… ¡Me encantan mis nuevas tetas!

  • Vomitonas:

Cada cuerpo es un mundo. Hay gente que se pasa casi 24 horas vomitando. Yo sólo sé que he tenido mucha suerte. Si habéis visto mi post anterior sabréis que he tenido alguna. Empecé sobre la semana 5 ó 6, no lo recuerdo. Reconozco que he tenido mucha suerte. A mí me suelen aparecer por la noche y alguna que otra vez he tirado la cena entera, pero como mucho una al día. Vomito y me quedo como nueva y con cara de tonta porque al principio se me olvidaba que estaba embarazada hasta que vomitaba, y pensaba “Hostia, si estoy preñada” y enseguida me venía a la mente la palabra masoca. Muchas te van a decir lo típico, en cuanto acabes el primer trimestre se te quitarán. Bueno, mi madre y la de JC estuvieron vomitando hasta casi el final de embarazo cuando estuvieron de nosotros. No puedes ir pensando en lo peor, al menos yo pienso así. De momento las tengo, cuando se marchen será excelente, pero no me pienso amargar porque yo vomite una vez al día y cierto es que ahora vomito en un tiempo más espaciado y por su puesto esto es un placer.

  • Incontinencia urinaria:

Yo todavía no he pasado por este punto, por supuesto espero no pasarlo. Sólo una persona me ha dicho que ella tuvo problemas de incontinencia. Posiblemente haya sido la única persona sincera. Llevaba siempre en el bolso una bragas de recambio y toallitas húmedas para limpiarse. Hay un montón de ejercicios que se recomienda hacer para endurecer la musculatura de la pelvis para evitar las perdidas tanto antes como después del parto. Yo ya los estoy haciendo, si hay alguna posibilidad de evita la salida incontrolada de orina, que me pille confesada.

  • Pelo:

Yo sí he notado como se me cae el pelo mucho menos. Dicen que una vez des a luz se te cae una burrada y que cuando dejes de dar el pecho, se te caerá mucho más.

  • Hormonas:

Yo todavía no había notado este factor, ni estaba  más tierna ni más repelente, lo normal. Hasta ayer. Vamos, yo no sé si fueron las hormonas, pero algo seguro que tuvieron que influir. Ayer tuve mi primer examen de la UNED y lo llevaba bien. Hice el examen rápido. Lo repetí como 3 veces. Volví a repasar cada suma, cada multiplicación, cada apartado (el examen era de matemáticas) y aún así fallé una pregunta. De la forma más tonta. No sé porqué marqué el cero, en lugar de marcar el menos infinito. Este fallo tonto me ha evitado que consiga la MH y por tanto que el año que viene me descuenten de la matrícula el precio de una asignatura. Bueno, pues por eso me pasé casi todo el día llorando. Si no son las hormonas, ¿qué es?

  • Consejos:

Es curioso como la gente cuando se entera de que estás en cinta te da mil consejos y muchos son absurdos, otros son obligaciones más que consejos. Yo digo “sí, sí, claro” y luego hago lo que me dé la gana. Así soy más feliz.

  • Preguntas:

Cuando publicas la noticia de que estás embarazada tienes que estar preparada para ciertas cosas y cuestiones de las que no te vas a poder librar:

– “¿De cuánto estás?”

– “¡Ya se te nota!” (esto te lo van a decir aunque estés de 1 día)

– “¿Sabes el Sexo?”

-“¿Habéis pensado ya en nombres?”

– “¿No nos vas a decir el nombre hasta que nazca? ¿Por qué?”

– “¿Queréis saber el sexo?”

– “¿Nos vais a decir si es niño o niña?”

– “¿Fue buscado? y ¿cuánto tardaste en quedarte?”

-“¿Cómo te enteraste?”

– “¿Vomitas? y ¿tienes antojos?”

Yo reconozco que no tengo paciencia, pero precisamente no son cosas que me preocupe, las contestas una y otra vez y casi si alguna persona no te pregunta alguna de esas cuestiones se la dices tú de forma gratuita, estás tan acostumbrada a contestar una y otra vez lo mismo que ya te sale incluso sin que te pregunten.

Una cosa está claro, no todo es de color de rosa, la vida no es de color de rosa, no esperes que lo sea un parto, pero cada embarazo es un mundo, cada persona es un mundo y por tanto cada experiencia es única.

Anuncios

12 responses to “El embarazo

  1. Miky dice:

    1: El café es el mal… y esta es una prueba más
    2: Tetas, tetas, tetas, tetas… desde que he leído ese punto ya no me he concentrado 🙂

    • María dice:

      No es que esto sea una prueba, hay embarazadas que no toleran a sus maridos, que no les dejan ni que les toquen y eso no quiere decir que los maridos sean el mal… Quizá durante el parto se les eche la culpa, pero ¿antes del? XD

  2. AketzA dice:

    Que te han crecido las tetas, jo que niño más afortunado XD

    Y refente a las preguntas, yo tendría otra pregunta más a las ya planteadas.
    Que tal lleva alchapar estar 9 meses a pajas? XD XD XD

    • María dice:

      A pajas? Estamos locos? Estoy embarazada, eso no significa que me haya metido a monja!!

      • AketzA dice:

        Mi mejor amigo está pasando por lo mismo, la mujer está de un par de meses y las está pasando putas XD, porque ella no quiere na de na… así que si no se puede lavar la ropa a máquina, se lava a mano XD, jejejeje

    • María dice:

      Reconozco que si estas con vomitonas no te apetece tener sexo, pero eso no quiere decir que cuando estés bien no lo quieras hacer… Claro, que eso depende de cada persona.

  3. AketzA dice:

    Esto ya, parece salvame deluxe XD, jejejejeje

  4. Lo siento pero me dan asco los hombres que hablan de las embarazadas y sus tetas de forma lasciva… Muy poco respeto.

    En fin, a lo importante. Puf, ojalá pudiera hablar de lo que sé… pero bueno, por lo que te leo son síntomas habituales y como bien dices irás cambiando hasta el final del proceso. Lo del tamaño de las pechos es un misterio, a mi cuñada se le quedaron grandes… y la cría ya tiene 7 años xD

    Los ejercicios de incontinencia deben de funcionar porque casi todos urólogos los manda para cualquier cosa (a mi me da pereza… y me echa la bronca xD).

    ¡Ánimo María! Lo de la MH no es nada… fallos tontos, despistes por mala concentración, hormonas tocapelotas… Al final solo son unos euros.

    PD: Sexo en el embarazo es lo mas normal del mundo… ni que le fuera a dar poll**** al bebé xD

    • María dice:

      Va, hay de todo, por lo general las tetas de las amamantadoras son las menos accesibles. Están tan solicitadas por los bebes que a los hombres se les prohibe tocarlos, así que por eso les atre tanto lo prohibido XD vamos, al menos eso supongo…

      Todos los consejos son pocos, cuenta! Cuenta!

  5. A (@Jaunte1) dice:

    Mucho ánimo María, porque leyendo estos artículos me parece que estar embarazada es bonito más que nada como concepto xD

    Lo único bueno que leo que es lo de que tus tetas son más grandes (y a mi me pasa como con la delgadez y la gordura, que prefiero los términos medios).

    Seguro que la experiencia del embarazo es bonita en algunos sentidos pero yo estaré super contento con el rol de ser el que trate a la embarazada como a una reina que bastante tiene ya la pobre.

    • María dice:

      Ains qué mono te ha quedado!!
      Bonito no es. Te crece la barriga, los muslos, te salen estrías si no te pones 1000 cremas, vomitas, te salen ronchas en la cara, se dilatan los ligamentos del cuerpo (pies, manos, sínfisis del pubis… No hay distinciones), tienes más flujo, más saliva, te puede sangrar la nariz, las encías se te inflamas (necesitas una pasta de dientes y enjuague bucal especial), a mí ahora se me está moviendo la boca y me está saliendo la muela de juicio… Pero te vuelves masoca y esto no te importa (al menos a mí). Es extraño porque yo no quería ser madre, me aterraba este concepto, pero ahora soy muy feliz, estoy muy conteta y nada preocupada por lo que pueda pasar.

      El parto estoy segura de que es lo peor, pero si millones de mujeres repiten, por algo será…

      Una cosa está clara. Nunca estamos preparados para ser padres. No existe el momento perfecto. Hay que lanzarse a la piscina sin mirar la temperatura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: