Paranoias y divagaciones mentales

María está aquí

Mi parto

en 26/09/2013

Llevo mucho sin escribir nada, no es raro porque suelo ser una procrastinadora nata, pero esta vez es porque el Alien ya salió y me ocupa un poco de tiempo…

760a7b53d5c4f6534506bb4d5e0406f2

Todo comenzó el 3 de agosto, un sábado cualquiera… Estaba yo tan tranquila en mi casita. Mi maridito trabajaba de tardes y yo aproveché su ausencia para echarme una siestecita en la cama. Sobre las 16h me desperté y me quedé un rato tumbada a ver si me espabilaba, hasta que sobre las 16:45h me tuve que levantar corriendo porque pensaba que me había orinado… ¡Qué apuro! He aguantado casi 40 semanas de embarazo sin tener pérdidas de orina y justo al final, voy y no controlo mi cuerpo… Yo solo pensaba eso.

Con mi runrun en la cabeza y con la sensación de que no me había despertado del todo me asee y me dediqué a eliminar las pruebas del delito, que por suerte solo había manchado las braguitas.

Al poco me mandó un whastaap mi madre diciendo que estaban pensando ir a Leroy Merlin, que buscase información sobre un par de ciudades y que dejarían a mi hermano Martín en casa para que no se aburriera. Yo les dije que estaba un poco espesa para buscar información, que no sabía lo que me pasaba, pero que no tenía la cabeza donde debería.

Sobre las 19h me vuelve a dar la sensación de que me orinaba al levantarme de la silla justo cuando mi hermano llamaba al telefonillo de casa. Total, que le abro y me voy al baño a volver a limpiar las pruebas del delito y fue entonces cuando caí. Esta vez no era transparente, tenía un color amarillento claro y seguía sin oler a orina. Estoy de 39 semanas y 5 días, ¿cómo no he caído antes que podría ser rotura de aguas? Soy la hostia.

Ahora empieza todo. Llamé a mi madre para preguntarle si podría ser rotura de aguas o qué y si éstas eran limpias o sucias. Todo el mundo habla de aguas limpias como aguas de color claro, tirando a transparente y para mí tenían un color claro, pero no transparentes. Mis padres, que estaban ya llegando a Leroy, me dijeron que sí era rotura de aguas y que no me preocupara que venían ya a recogerme. Yo estaba la mar de tranquila y les dije que no tuvieran prisa, pero ellos nada, ni caso. Llamé a JC, quien me dijo también que salía de trabajar y que venía a casa. Yo no entendía las prisas, no estaba de parto, solo había roto aguas y para mí eran claras. Vamos que estaba más preocupada por si había sido una falsa alarma y todo el mundo modificaba sus planes para nada…

Viendo el panorama, me preparé las cosas para darme una ducha, sabía que si mis padres y JC venían no me iban a dejar meterme en ella, así que encargué a mi hermano la misión de abrir la puerta mientras yo me daba un agua. ¡Justo! Llegaron mis padres y JC y empezaron las prisas. Yo quería irme a andar y darme unas vueltas a la manzana y no me dejaron, me agarraron las cosas y me llevaron al hospital.

Una vez en el hospital esperamos unos minutos y, mientras tanto, me salí a la puerta a dar vueltas en círculo. Sabía que cuanto más anduviera más dilataría y todavía no tenía contracciones tan seguidas como para llamarlas contracciones de parto, lo que significaba que todavía me quedaría un buen rato, vamos, que me mandarían a casa hasta que las contracciones fueran más seguidas.

Nada más entrar, me miraron y me dijeron que he hecho bien en ir antes, pues las aguas estaban un poco sucias, así que me lo tendrían que provocar. Yo solo les dije: “Bien, sin problema, pero nada de cesarias”.

Me puse el camisón, me metieron en una sala de dilatación, me pusieron una vía (54 días después todavía tengo la marca de donde me la pusieron) y me conectaron a monitores, para ver las contracciones y el ritmo cardiaco de mi alíen. Solo entonces dejaron entrar a JC, ah y pedí la pelota. Al poco de entrar me conectaron Oxitocina, sobre las 20:20h aprox. y poco a poco me fueron subiendo la dosis, para provocarme más contracciones.

Yo era una inconsciente y no sabía cuanto tiempo me costaría, pero para nada me esperaba que fuera lo que pasé. El tiempo volaba. Yo cada vez las notaba más fuertes, pero eran muy llevaderas. Desde el principio no hacía más que entrar la matrona y preguntarme si quería la epidural y yo le decía que no, que quería aguantar y ver si podía evitar ponérmela. ¡Qué insensata

Las contracciones cada vez aumentaban más de intensidad y de frecuencia y la matrona seguía preguntándome por la epidural, hasta que me dijo que si la quería desde que la pidiese hasta que me la pusiesen pasaría 1 hora y yo pensaba en cómo coño voy a calcular eso…

El tiempo pasaba volando, lo que yo pensaba que apenas había pasado una hora en realidad fueron 4 horas.

Sobre las doce de la noche llevaba 4cm, vamos que todavía quedaba mucho y me decían que me quedaría de 7 a 9 horas mínimo.

078cc8cdc3d5e547e3ff5688d5143bd1

A la 1 de la madrugada del día 4 de agosto ya no podía más. Me rendí y pedí la epidural. Dolía mucho y después de que me dijeran que me quedaban tantas horas, yo sólo de pensar en que el dolor iría a más hasta el final, no podía. Era un dolor como si te rompieran los huesos del coxis, brutal, sin pausa por la oxitocina. yo solo decía: “ya pasa, ya pasa, ya pasa. No pasa, no pasa, no pasa” y “cada vez estamos más cerca de tenerla entre nosotros”.

Para mí que no tardaron una hora en venir a ponerme la droga, ni me dolió el pinchazo, vamos, que ni me enteré del dolor que tenía. Ah, eso sí. efecto hizo al instante. Cuando vinieron a ponérmela, echaron a JC y después se coló mi madre.

A las 2 y media de la madrugada no notaba nada de dolor y sí notaba las contracciones. Estaba genial y súper relajada. Me hicieron un tacto y había dilatado ya 8cm. Ya me quedaba muy poquito.

A las 3 y 40 ya había dilatado del todo, los 10cm, ahora solo faltaba que bajara y que se girara que venía al revés.

531bddfea7fdba526ff7bdf2e3a04dc7

A las 4:30 me metían al paritorio y mi padre hacía el relevo a mi madre. 3 empujones después, a las 4:45h del día 4 de agosto, nació mi pequeña con 49cm de longitud y 3,270kg.

El que hayan estado conmigo mi madre y mi padre, a parte de JC, mi marido, era porque éste no quería entrar en el paritorio, ya que no quería verme sufrir y al final el pobre se comió lo peor, la dilatación. El resto fue de lo más llevadero.

P.D.: La epidural me funcionó perfectamente, me quitó todo dolor y si embargo yo notaba las contracciones en todo momento, así que me permitió poder empujar de maravilla y no notar ninguna molestia. También es cierto, que si el parto hubiese sido natural y no me lo hubiesen tenido que provocar, estoy totalmente convencida de que hubiese sido muy llevadero y no hubiese hecho falta epidural, pues aunque las contracciones son muy dolorosas, si no te meten oxitocina, entre contracción y contracción te da tiempo a reponerte y hubiese durado muchas menos horas.

Anuncios

2 responses to “Mi parto

  1. Miky dice:

    Ponerme nervioso y emocionarme mientra lo leo.

    Si ya se me hacía raro verte “alienizada”, la siguiente vez va a ser la leche.

    Ahora sólo puedo poner caritas sonrientes… =) =) =) =) =) =)

    • María dice:

      Ya ves… La verdad es que la experiencia fue muy buena. El embarazo fue bueno, el parto fue bueno, el post parto fue bueno… Yo lo recomiendo, sin dudarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: