Paranoias y divagaciones mentales

María está aquí

Cambios

en 21/02/2014

20140221-174916.jpg
Tengo una hija y me cambia la lectura, la gente que me sigue en twitter, sigo a más madres, cambia mi alimentación, cambia la compra semanal, nos invitan a cumpleaños de niños/as, las salidas con amigos no son tan frecuentes, mi hija tiene más ropa que yo, compro ropa en rebajas para la siguiente temporada… Eso es así. Hay cosas que son inevitables y por mucho que me resista, tarde o temprano ese es el comportamiento.

Mi lectura cambia porque de tener tiempo y leer lo que me daba la gana se pasa a no tener ni un microsegundo para concentrarse y cuando lo tengo acabo consultando cosas que dudo sobre mi bichito.

Como mi vida se centra en mi ranita, no tengo otro tema de conversación (casi) así que mucha gente que antes me seguía en las redes sociales ahora se cansan y me hacen unfollow. Es lo normal. A veces me sienta mal, pero luego pienso y me doy cuenta de que tienen razón y probablemente yo también me borraría si no tuviera mucho apego…

Me he dado cuenta de que hay más madres en twitter, así que he acabado ampliando mi timeline con ellas. Es un royo tener el candado, porque cuando quieres hablarles no puedes, pero paso de quitar cerrojos.

Mi alimentación ha cambiado porque siempre tengo hambre. Tengo más hambre ahora que cuando tenía el Alien dentro. Como no suelo disponer de las 2 manos (una casi tiene un bichito pegado a ella) acabo comiendo guarradas procesadas por doquier. Lo raro es que pese lo mismo que antes del embarazo y no 100.000kg más…

La compra semanal cambia. Sí o sí. Que si potitos, que si cereales, que si guarradas que me sean fáciles de abrir y comer…

Tiene 6 meses y ya nos han invitado a dos cumpleaños, por historias no hemos podido ir, pero con eso de que los niños se relacionen con otros niños y los padres con otros padres es lo que toca… y hasta se agradece, por eso de compartir historietas y demás.

Las salidas con amigos han descendido notablemente. Me da cosa quedar con gente, cuando tienes que estar pendiente de un bichito. Vamos, que no creo que sea diversión ir al centro comercial y que al poco le tenga que dar de comer y o bien dejo tirada a la gente o bien la gente se ve obligada a encerrarse en un mini cuarto de lactancia a ver si mi bichito quiere comer o solo quiere mimitos… Nos pensamos que no debería cambiar nada, pero si nos movemos con amigos sin hijos, el ritmo cambia para la mayoría de cosas.

Mi hija tiene más ropa que yo. Es más, es de mejor calidad que la mía…

Bueno… Hay cosas que con el tiempo cambiarán, pero de momento así van las cosas y lo peor de todo es que me parece genial casi todo O_O

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: