Paranoias y divagaciones mentales

María está aquí

Erase una vez…

Hace mucho mucho muchísimo tiempo yo me pasaba muy de vez en cuando por aquí y escribía alguna chorrada sin importancia. Hoy se me han cruzado los cables y me he decido a entrar. ¡Vaya tela! ¿Tanto hace que no entro? Soy un caso perdido… Lo mismo me animo, total peor que ahora no me voy a quedar, ¿no?

Anuncios
Deja un comentario »

Día de la madre 2015

Sí, llevo un poco de retraso… No encuentro el momento de pasarme por aquí… 

Este año me han hecho un llavero personalizado muy molón con masa FIMO. Me encanta 😜

   
 

Deja un comentario »

Día del padre 2015

La verdad es que este año no me lo he currado tanto, ni por asomo como el año pasado. Ha sido más un detalle con mucho amor…

Este año le he hecho una camiseta con el perfil de mi maridito y de mi ranita, la bichejo le hizo un dibujo y le compramos el décimo de la ONCE… Nada más y la camiseta se la hice a medias, quería haber usado pintura para camisetas, pero no calculé bien el tiempo.

P.D: lo importante es que está hecho con mucho amor XD

Deja un comentario »

Conversaciones en el parque

En un parque puede pasar de todo, pero ¿qué me dices de las conversaciones que se oyen?

“Una madre (embarazada) dice, delante de 2 niñas, a otra madre:
– Estoy muy gorda, mi barriga ya está enorme.
Y dice una niña:
– Mi madre también tiene una barriga muy gorda.
Le contesta la madre:
– Qué quieres, sí hoy no he cagao.”

Deja un comentario »

Grandes momentos

IMG_9245.JPG
Le digo: “déjame dormir, un poquito”.
Se quita el chupete, me lo pone y se ríe a carcajadas…
Imposible no descojonarme también… y morir de amor XD

Deja un comentario »

Ropa de baño

20140609-140554-50754214.jpg

Tras el parto, me he convertido en una bolita. Cuando das a luz te sacan a un bichito que ha ido creciendo dentro de ti. Que ha ido ensanchando los músculos abdominales para poder tener espacio y poder vivir cómodamente sobre unas 40 semanas. Bien. Sale el bichito, pero cuando te miras al espejo te das cuenta de que se han equivocado, te han dejado otro bichito dentro. El terror te invade. (Mentira, a mí me llamó la atención, pero creo que estaba tan preocupada por el bichito que me dieron que no me deprimí en el momento). Es exagerada la barriga que se me quedó. Claro, la musculatura y los órganos tienen que volver a su situación original. Lógico, pero ¿por qué a mí?

De peso bajé en seguida, peso lo mismo que antes de tener el alien, pero el volumen… El volumen nunca fue el mismo. Han pasado algo más de 10 meses y todavía soy una bolita. Cierto es que no he hecho nada por arreglarlo. Mea culpa.

Me fui un día a correr y me di cuenta de que era una tontería absoluta. Si a mí nunca me ha gustado correr, ¿por qué me iba a gustar ahora?. Es más acabé tan cansada y desmotivada por hacer algo que no me gustaba, que aguantar lo que quedaba de día con mi ranita se me hizo MUY cuesta arriba. Desistí. Renuncié a otro día igual.

El gimnasio lo veía inviable. Primero porque le daba el pecho a demanda y el hecho de pensar en ausentarme, por ocio una hora y algo de casa me daba un no sé qué que para qué y luego porque me pilló con exámenes y el poco rato que sacaba era para estudiar.

Total, que ha llegado el verano y yo sin ropa de baño y con cuerpo de bolita. Me probaba un bikini y plin, rompía un espejo. Me probaba otro y plaf, otro espejo menos. A punto de pasarme al bañador o al burka encontré el bikini perfecto. Sí, el ideal. Me he comprado uno que la parte de arriba tiene tanto efecto push up que no me veo la barriga cuando miro al suelo. Ojos que no ven corazón que no siente, suelen decir. Pues eso. Ahora sólo tengo que evitar que me hagan fotos y meterme en el agua de cintura para arriba, no sea que flote y me vaya con la marea. 🙂

Deja un comentario »

El fin de una era, el fin de la teta…

Antes del nacimiento de Marta yo tenía muy claro que iba a darle teta y que se lo daría hasta los 9 meses o así. Pensando que lo verdaderamente importante era darle los 6 primeros meses de vida y que luego la teta era innecesaria. No sé quién me metería esa idea en la cabeza, bueno sí lo sé, pero no viene al cuento.

Pasado mañana, 4 de junio, mi bichito hace 10 meses y hace 3 días que le quité la teta. La desteté. Bueno, esto es mentira, fue Marta la que me rechazó y dijo que ya me podía guardar la teta donde me cupiese.

Reconozco que aunque mi idea principal era quitársela a los 9 meses, ahora que ha llegado el momento estoy nostálgica. Es una fase por la que íbamos a pasar, pero ¿ya? ¿Ya ha llegado el momento? ¡Mi niña se hace mayor! Parece mentira que ya haya pasado 10 meses. Yo que pensaba que no sabía cómo destetarla, cómo dar ese paso y ha sido ella la que ha dicho “gracias, mamá, pero la teta para ti”.

Cada día mamaba menos, pasando a hacer de 3 tomas a 1 toma nada más, así, de golpe. Yo la ponía, pero ella se apartaba y esto mientras disminuía, también, el tiempo de succión. Al final, apenas llegaba al minuto. Si no quiere, pues no quiere, yo no la voy a forzar cuando ya come de casi todo y mimos sigue recibiendo y recibirá toda nuestra vida a porrón.

Deja un comentario »

Mi nueva plancha de pelo

1512537_711575152187808_2135977016_n

Estos reyes debí de ser muy buena porque me han traído muchas cosas. Una de esas cosas es una plancha de pelo ghd. Sé que son caras, pero ¡madre mía! Es una pasada. En un segundo te plancha el pelo y se calienta rapidísimo y no arranca pelos… Lo cierto es que mi plancha antigua no es que fuera ninguna panacea. Era una Jata y tardaba un montón en calentarse, pero iba. Ahora tengo una máquina de plancha y eso mola mucho XD.

Encima no viene sola, viene con una bolsa para poder guardarla incluso caliente, sin necesidad de esperar a que se enfríe, con dos ganchos del pelo para que sea más fácil el planchado y con un protector de plástico para no dañarla. Simplemente genial.

Deja un comentario »

Mentiras

20130308-102426.jpg

Es curioso el comportamiento de las embarazadas y no me refiero a que se vuelvan más tiernas, noñas o sensibles ante cualquier ser viviente, sino a la necesidad que adquieren, algunas, de mentir. Sí, ¡son unas mentirosas! ¿Qué necesidad tendrán de mentir sobre su embarazo? ¿No pueden ser sinceras? Así pasa lo que pasa, que cuando tú te quedas en cinta no sabes nada de nada y te piensas que no vas a llevar un embarazo de lujo, sino que vas a tener límites y envidias (envidia sana) el embarazo de la otra. ¿Por qué me mientes?

Yo me di cuenta de este suceso cuando hablé con una que le faltaba nada para salir de cuentas. Ya sospechaba algo, pero ésta me lo confirmó. Me dijo que se daba unos paseos larguísimos, que no se cansaba, que no le habían salido estrías y que no le dolía nada la espalda. Yo dije: -“¡jo! ¡Qué gusto!, yo estoy de menos de la mitad y me canso mucho”. Pues luego me enteré de que era todo mentira, de que sí le había salido una estría en la espalda, porque no sabía que la crema se ponía también por la espalda, y que se cansaba mucho y tenía que hacer parones para sentarse cada poco tiempo para descansar la espalda. ¿Por qué me mientes? Bueno, pues tenemos una amiga en común, que no estaba embarazada, y le dije que yo no iba a llevar un embarazo como la otra y me miró extrañada y me lo contó todo. ¿Es necesario mentir entre embarazadas para que piensen que tu embarazo es el mejor del mundo mundial? ¡Pues no! Sé sincera, ¡coño!

Qué te duela la espalda, que te canses con más frecuencia, son cosas totalmente normales incluso desde el segundo trimestre. Está claro que hay gente que no notará nada y gente que lo sufrirá más, pero no mientas, no hace falta.

4 comentarios »

Postales Navideñas

Casi listas para enviar… Correos se prepara para hacer el agosto con nosotros 🙂

20121203-134141.jpg

2 comentarios »